Ir al contenido principal

Entradas

Personas que visitan este blog

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de las figuras más emblemáticas de estos textos que debemos procurar leer lo mejor traducido posible. Me confieso bastante cura. Yo utilizo para las Escrituras las versiones de Casiodoro de Reina de 1569 revisada por Cipriano de Valera 1602, la que manejo hoy es una edición suya más reciente, de 1960. Ésta edición es la que ha ganado para mí, después de haber sido cotejadas con otras —al menos— diez versiones, mis bendiciones mas grandes. Digo, que la figura de Jesús me atrae y por más que estudio y lo reflexiono, no me canso, siempre tiene algo que decirme, algo para cavilar. La historia pasa en el tiempo pero no en los acontecimientos ni en las personas. Seguimos siendo iguales que entonces. Fariseos y otros estamentos de la categoría de «seres elegidos» vivían continuamente al acecho con la sola idea de hostigar y probablemente desconcertar a Jesús…

Entradas más recientes

El personaje comienza a andar de la mano de su creador

EL PERSONAJE Y SU RESULTADO SE PLANTEA LOS CONCURSOS

Yo, personaje

AMNESIA DE UN PERSONAJE

Reflexionando a cerca del poemario Tánger el silencio y las sombras

Proceso a Cristo. Discípulos!!!

Fiesta de la Dedicación (Proceso a Cristo)

Proceso a Cristo (una milésima parte de un todo)

La hipocresía (I)

Esenios

¿Cortoplacista?