Personas que visitan este blog

Gemboyes, deeses, equisbó, guís y pleyesteison



Que la vida ha cambiado es un hecho para todos bien claro y ahora los niños y las niñas juegan de un modo diferente a como lo hacíamos los de mi generación –cuarentones variados- y los de otras generaciones, que también se extrañan.


Lo cierto, es que puedes encontrarte un grupo de niños todos jugando con su máquina portatil, felices de la vida, sentados en fila y controlando por un tubo. Algo para lo yo me confieso inútil por completo, aunque me vendría muy bien algo de ejercicio para mis dedos ya camino de la artrosis galopante. Siempre he estado en contra de esas máquinas,  pero ahora ya no lo estoy. Siempre me parecieron muy caras pero ahora, ya no me parecen, sobre todo si uno ve cómo estan los precios de otras cosas, inútiles la mayoría y de mala fabricación. Es cierto que no pueden centrarse solo en ese tipo de juegos y en mi caso, en mi casa, afortunadamente tenemos exceso de energía y centrarse algo en esas máquinas aunque sea una horita –hablo siempre de las vacaciones- pues casi que está recomendado por el médico, porque sino acabarían con todos, la energía, también hay que controlarla. Lo que quiero decir es que las cosas bien dirigidas pueden ser incluso útiles. Mis hijos son músicos y entre eso y los estudios estarían amargados, también juegan en el bosque todos los días y les mola las nintendo porque son normales y en los ratos de espera de las clases del Conservatorio pues están muy bien las maquinitas, qué quieres que te diga.



Los juegos de esas máquinas equisbó y pleyesteison me parecen alucinantes y comprendo que un niño flipe en colores sumergiendose en ese mundo virtual, quizás tampoco sea tan malo si también se le dan de la misma manera el guso por la lectura, la música y otra cosas importantes del saber humano y que todo niño en proceso de educarse debería contar en su haber de pensamiento y formación.



Uno de los juegos que ha molado mazo este año es el de Assasin que es como el Zorro o como José María el Tempranillo pero en su versión actual, dando leña a diestro y siniestro, un héroe que da candelita en rama a todo quisque, aunque eso sí, se podía quitar la capucha para que le veamos un poco. Ni qué decir tienen los mundos de espada medievales de Narnias, Anillos y demás, toda la vida hemos soñado con poder estar en el medio de alguna de esas movidas, ahora ellos pueden estar. El Mario Bross le veo yo que es como Cantinflas pero más listo y vacileta, de los Pokemon lo que siento es que no lleven los nombres de los reyes visigodos así todos los niños los conocerían, de este modo conocen unos nombres que no les servirán para nada en la vida, una pena. De Spiderman está todo dicho: si hay que ir se va. Los juegos de perritos...normal, si tu madre no te deja tener un perro de raza, pues lo tienes virtual, porque para oir eso de: o el perro o tú, no compensa. Tampoco sé si hay diferencia en cuanto a la intención –lo digo por los psicólogos y demás mamertos que nos amargan la vida analizando todo- de matar soldados de plástico e incluso quemarlos en el horno como hacían los niños que ahora tienen 60 años a estar en una batalla virtual con gente profesional, bien vestidos en plena guerra, como Dios manda. Al menos no le jorobas el horno a tu madre, ni le quemas la casa como hizo mi amigo José María también jugando a los experimentos químicos. No sé si fomentan la agresividad o no. No soy psicólogo y supongo que también habrá naturalezas agresivas y otras que no lo son. El juego es el juego y los niños varones desde pequeños juegan a la guerra, redios.



El otro día pregunté en Carrefour si tenían un r4 para bajarse juegos gratis de la DS y casi me llevan presa. Aquí en Francia está prohibido, no puedes bajarte nada ni de las páginas españolas ni de ninguna porque las bloquean, no solo eso, sino que te caen 1500 euros porque la policia se planta en tu casa en cuanto te descargues algo que no pagues, música, películas o juegos de DS. Y vienen de verdad, no sé cómo lo hacen, te detectan y vienen, con dos pelés, y el caso es que yo me suelo descargar partituras antiguas que según creo no pagan derechos, pero alomejor sí y estoy incurriendo en un delito que te pasas y no lo sé, ¡mon Dieu! En España los r4 los venden en todas las tiendas sin problema, claro, hasta que se copien de los franceses –como de costumbre- y se acabe el invento. De modo que aprovecharos ahora todo lo que podais que luego viene el tío Paco con la rebaja.


Publicar un comentario

Entradas populares