Personas que visitan este blog

Hier Encore j'avais 20 ans

Este título rememora una de las canciones mas estupendas y sentimentales de Charles Aznavour. Siempre me ha gustado este hombre, armenio de nacimiento, aunque bien habituado a Francia, a su espíritu y sobre todo a la pronunciación de su lengua, magnífica. Él ha hecho muchas cosas en su vida enormemente admirables y sorprendentes además de componer, pero todo lo que uno se imagina de disparate y de bohemio, se da en él. ¡Ay que ver lo que les cunde! De pequeña, escuchaba yo con asombro y una nostalgia extraña, como con un no sé qué sus canciones bohemias en español, pero luego la afición se transformó cuando lo escuché en francés. Ahora que vivo en Francia esto lo disfruto todavía más y lo entiendo que es lo mejor, se diría un sueño. Cuando llegué aquí a vivir recién editaba creo el último cd llamado Je voyage, sí, después han editado muchas recopilaciones en directo en diversos escenarios. Lo cierto es que cuanto más viejo, más me gusta. Sus Live en Concert no tiene desperdicio y mantiene toda su chispa, incluso cuando canta Les comédiens, cantando el estribillo con su pasito de siempre resbalado al tiempo que mueve su mano. Gracias a Youtube se le puede ver magnífico al lado de Liza Minnelli a duo, haciendo los dos el pasito como dos comediantes que es lo que son, que es lo que somos todos en la vida. Es que la chançons francesa de por sí es triste y melancólica, muy triste, sentimental, romántica dirían algunos, no la considero romántica, es a veces existencialista, mucho. Mourir d’aimer, la critique, Il faut savoir, Sa Jeunesse..., tantos y tantos títulos que hablan de amores perdidos, de promesas irrealizadas, de proyectos inclumplidos, de besos no dados, de viajes...
Aunque soy muy española, quizás esto se note mucho aquí y poco allá, allá soy muy francesa o dejémoslo en rara, siento una atracción muy grande por este tipo de melodías arrastradas y tristonas que puedes escuchar en un Bristot viendo como se empañan los cristales con esa lluvia que no cesa de molestar y que provoca que dos amigos se cojan del brazo para poder caminar bajo su manto. El Hier Encore habla del paso del tiempo y de cuando teníamos 20 años. Nunca lo hecho de menos pero cuando escucho esta canción tengo que reconocer que sí, sí hecho de menos volver a ser la loca de antaño y librarme del peso de esta responsabilidad y madurez odiosa que atormenta a cualquier alma libre. Observo cómo una lágrima recorre mi rostro y me doy cuenta después que no, que no es una, sino una multitud.

Publicar un comentario

Entradas populares