sábado, 22 de enero de 2011

El perro de Gloria

A Gloria nunca le gustaron los perros por la sencilla razón de que no la educaron para ello. Quiero decir que en Madrid, y hacia los años 70 la gente de clase media que vivía en pisos de nivel medio no tenian por costumbre cohabitar con animales domésticos. Gloria a quien de pequeña le encantaba correr por la calle cogió miedo un día que le persiguió un gran perro y le mordió una de sus flacas piernas. Pasó el tiempo y pasó y los gatos le daban –si cabe- más terror aún que la raza canina. Logró que papá trajera pájaros a casa que animaban la vida familiar con sus bellos cantos, pero como vivían en un piso bajo, un día alguien decidió robárselos y con ello se llevó un trocitín de alma de la pequeña Gloria y de su padre: se quedaron sin pájaros.
Muchos años pasaron –ya se relatará en otros escritos- hasta que Gloria consiguió –no sin esfuerzo enorme y grandes vicisitudes- tener su gran familia compuesta por cinco hijos. Uno de esos días en los que se había superado un problema familiar de gran tristeza, la muerte del padre de Gloria, -quiero decir que al menos empezó a sonreír y tomar la vida como es- fueron, por azar, la familia entera a una de esas exposiciones de cachorros de perros de razas del mundo. Esto de razas del mundo le subyugó enormemente, todo hay que decirlo. Hete aqui que tropezó con la pequeña Coline de escasos 15 días. Todos insistieron en llevarla a casa a pesar del dineral que costaba: era un cachorro mini de Yorshire. ¡es un horror separarla de su madre!
 –asintió Gloria consciente del tema. Ningún miembro de la familia la escuchó. Esto suele suceder mucho en las familias. La tarde terminó con Coline metida en un gorro, el bolsillo maltrecho y todos felices de tener ¡por fin! un perro, si es que a aquello se le podía llamar así. Una de las ventajas de los perros mini es que conservan la gracia de lo chiquitín para toda la vida, a los otros, los grandes, los verdaderos perros, la talla pequeña solo les dura unos días, se hacen enormes muy rápido y al dueño no le da tiempo a reaccionar ni a aprender el manejo del animal y cuando se quieren dar cuenta...ya no quieren al perro y lo abandonan. Con el perro mini, infantil, te da mucha pena y aunque al principio no controla nada la limpieza, claro está, como todo es pequeño (sí, me refiero a cacas y pis) te dá menos yuyu. Gloria, dijo como todas las mamás, que el perro era de todos y que ella ya había educado cinco niños y que no estaba dispuesta a educar a una perrita, absurda, osea que eso de salir a pasear con ella, ni hablar. Gloria no soporta el frio porque tiene una enfermedad en las articulaciones, por lo tanto, no puede salir a la calle a contemplar ningún perro. Sus hijos, al principio se llenaron de buenas intenciones, como todos los hijos, pero luego van y vienen, con la cabeza a pájaros, se les olvida, se juegan a los chinos lo de recoger las cacas...y en fin. Asumida después de varios consensos lo de la responsabilidad perruna, se llegó a la conclusión de que la perra debía aprender el sentido de anarquía de la familia, y todos dejarse llevar por la intuición. Así lo hicieron. Los veterinarios ya les dijeron que no era forma, pero les dió igual. El perro es alucinante y tiene diversas personalidades, según el momento y aunque es pequeña de talla, no así lo es de maneras. Relato las cosas que hace. Tiene su momento de conejo, esto es cuando sale a correr por el jardín como una loca, juega al fútbol, hace paradones con los hijos de Gloria que la han adiestrado perfectamente de portera y de delantero centro. Caza ratones. En los orígenes de esta raza antes de que se comenzase a domesticar los yorkshire cazaban ratones, pues Coline como le han dejado que vuelva a sus orígenes y Gloria vive en el campo, he visto la destreza que tiene su perra para cazarlos, increíble, por qué, porque le han dejado volver a su ser. Le abren la puerta cuando sienten que se la tienen que abrir más o menos con cierta asiduidad, las mañas...las tardes...las noches. Tiene su reserva de comida y come cuando le da la gana, por eso es un perro cariñoso porque nunca está en hipoglucemia, satisface sus necesidades, se nutre cuando lo necesita. Si crees que alguien o algo es inteligenet o lo puede ser, lo será, si piensas que tienes que hacerlo todo por el o ella, será tonto o tonta. los perros como los seres humanos, si confías y les dejas hacer pueden llegar a desarrollar una inteligencia increíble...Ya sé que todo esto va en contra de lo que dicen y dirigen los veterinarios, pero es que Gloria es una ácrata de la vida y está harta de que el mundo esté dirigido todo el tiempo y que todos tengamos que vivir igual y hacer las mismas cosas.

Su mini perro tiene momentos tigre, que es cuando salta por encima de las carteras de los niños, de los obstáculos, lo hace cuando viene alguien que no le gusta, a esto le sigue el momento mastín, ahí se hace enorme, y es cuando vienen hombres desconocidos a la casa (jardinero, el hombre de gasoil, fontanero, el de la lavadora, cartero...osea, técnicos en general) ladra como una bellaca. Tienes días en que lo que más le gusta es ir a cabrear al caballo. El tema consiste en acercarse, ladrarse mucho, intentar darle un mordisquito, moverse deprisa como una mosca...y una vez que el caballo está amoscado, salir huyendo a toda velocidad (aquí más que nunca, momento liebre.) Avisa cuando llaman al timbre porque Gloria nunca lo oye, ya sea a causa de su incipiente sordera, ya sea porque está siempre a sus cosas y no pone atención, gracias a Coline, se entera. La perra se ocupa de avisarle cuando deja las ollas en el fuego y se le olvida, por el olor se pone como loca, le ha salvado la vida más de una vez. A cambio Gloria habla con ella de todo, dice que es niña, que es muy niña y Coline también habla, y habla, yo la he visto y la he oído, bueno a las dos. A los animales como a las plantas solo hay que prestarles atención para escuchar lo que quieren decir y hablar. Cuando Gloria no está, Coline, no come, ni bebe, y muestra su descontento regalando pis y cacas donde le da la gana. Si Gloria está enferma -lo cual sucede cada vez con más frecuencia- entonces Coline no se mueve de su lado y vigila todo el rato a ver qué pasa preguntándose por qué su amiga no se levanta hoy a escribir. Coline tiene sus reservas e intendencia, es lista, esto lo hacen muchos perros que es guardar comida, no sólo en el jardín, la muy tonta tiene trocitos de pan o de galleta debajo de una alfombra o en la esquina de un sillón, como si nadie de la casa fuese a verlo. Un día del verano pasado la perrita estaba enferma y sangraba. Los perros de raza se esconden cuando sienten que van a morir. Estuvieron dos días buscandola, estaba escondida en el bosque como un conejillo malherido, hecha un asco, la llevaron al veterinario se recuperó rápido. Los que tienen perro saben que cuando éste se enferma parece que se te cae el mundo, no sé por qué pero es así. Gloria y Coline no son ama y animal, son amigas, su perra se ha adaptado perfectamente a la anarquia de su casa, va en el bolso de Gloria, o metida en el bolsillo de su jersey y cuando tiene que hacerse la invisible...también lo consigue, es espía, osea que es perfecta. Una verdadera amiga.

Publicar un comentario

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...