Personas que visitan este blog

Cuando la mujer quiere ser mujer sin categoría de "mujer"


Cuando escuchamos o leemos hoy historias de mujeres, de sus vidas,e sas que han pasado por este último siglo, nos asombra la tragedia y la grandeza de su existencia. De forma súbita cogidas por la guerra, sufriendo enfermedad, revolución, dictadura...también espectadoras de su tiempo y actrices de un enorme trastorno de relación entre los sexos. ¿Qué es lo que más nos atrae de dichas historias? La humanidad de esas muejres, su espíritu de lucha, la posición?...La fuerza titánica que han tenido que desarrollar para sobrevivir, seguramente. Pero, y no es ocioso decirlo, ahora con la emancipación de la mujer se ha conseguido cierto cambio en algunos elementos, en algunos lugares, pero todavía sigue existiendo una desigualdad fatídica en muchos aspectos que no es el caso venir a recordar porque todo el mundo lo sabe, aunque nadie haga nada al respecto. Con tanta emancipación como tenemos parece que lo prioritario del "movimiento" es no olvidarlo. No se han dado cuenta de que las cosas no vale solo con conseguirlas, hay que darles un porqué, una razón de ser, de existir de sobrevivir y en esto las mujeres han olvidado los límites de cada situación. Ahora vemos con bastante frecuencia la dejadez o huída que hacemos ante muchas dificultades. He visto como algunas mujeres que eligen ser madres sus madres no las preparan suficientemente para el papel que quieren desempeñar, no tienen asidero para los momentos difíciles que serán muchos. Da como vergüenza confesar que en realidad lo que quieres es ser madre y punto. La mujer en la actualdiad tiene que verse incluida en un mundo laboral importante, en la competitividad sociopolítica que invade cada rincón sexista de nuestra sociedad. O estas "emancipada" o no eres anda, se diría. Pero, insisto, hoy no se permite el hecho de que una joven diga que ella lo que quiere es tener una familia, ser madre y de momento nada más que ya habrá tiempo para otra cosa. Y es que en realidad muchas chicas jóvenes de hoy son las que lo piensan y lo sienten pero pocas son las que lo confiensan. No solo la mujer debe quedarse con su papel de madre, la mujer debe crecer en conocimiento en sabiduría, ésta cuanto mayor sea, mejor, y al mismo tiempo estará preparada para cualquier cosa, sobre todo para tener la capacidad de elegir en la vida lo que se quiere hacer. Por otra parte en este momento de confusión vemos cómo y de qué manera la mujer puede llegar mucho más lejos que el hombre para realizar cualquier cosa que se proponga, solo depende de su interés,e xclusivamente. Con todo, sigue sin estar “bien visto” osea, desprestigiado el trabajo de una mujer como por ejemplo ama de su casa y directora de su familia, no está no considerado ni respetado sin darse cuenta la sociedad de que sin ese rol bien hecho, el mundo no crece, la sociedad se estanca, se separa, se amostrenca. Nos educaron en ese papel de madre, de maestras...algunas de médicos, pero nada más. Por más que quieran disfrazarlo la sociedad sigue siendo clasista en ese sentido, patriarcal en su sentido más machista que corresponde. No se reconoce el trabajo de las mujeres, salvo que éstas sean solteras, es decir, sin ninguna preocupación en su casa que les distraiga de sus quehaceres laborales e intelectuales. En ocasiones he visto cómo para ensalzar su trabajo profesional se recurre muchas veces a decir “además Fulanita se encarga de su familia”, y en parte aunque me moleste no me extraña, hoy en día es una proeza casi inalcanzable, difícil, muy difícil de lograr, pero algunas con mucho esfuerzo lo consiguen, también con la ayuda de sus maridos, todo hay que decirlo. Como sea, la vida de una mujer -hablo generalizando- cambia llegado el momento en el que tiene que independizarse y volar por si misma. Cuando llega el momento de decidir a qué dedicarse en la vida, qué profesión tener y cuando aplicarse a ella, momentos de decidir si se tiene una familia aunque la mayoría de las veces no se planea, simplemente se deja a la vida trascurrir por la persona. Sin ser todas las mujeres iguales por mucho que los hombres se empeñen en decirlo, deberíamos de apoyarnos unas a otras y respetar las decisiones o las imposiciones de la vida de cada una, no es difícil de conseguir. Nadie es mejor que otro por hacer "cosas mas importantes" según la sociedad presente ye stá enormemente desvalorizado la decisión de querer ser ama de casa, hoy día a todas luces está considerado como una atrocidad que no se respeta.


Publicar un comentario

Entradas populares