lunes, 5 de enero de 2015

Razón y cristianismo



El logos aparece como un motivo cristiano esencial desde los primeros momentos en que la filosofía medieval cuestiona su pensamiento más profundo. El comienzo del Evangelio de San Juan dice taxativamente que en el principio era el verbo, el logos, y que Dios era el logos, Esto querría decir que Dios (en este caso Jehová es decir Jesucristo) es por lo pronto palabra, y además razón. Y entonces se plantean varios problemas especialmente importantes, sobre todo con respecto a  la posición del hombre.
¿Qué es el hombre? Es un ente finito, una criatura, un ens creatum, una cosa entre las demás; es, como el mundo, algo finito y contingente. Pero, al mismo tiempo, el hombre es lógos: según la tradición helénica, el hombre es un animal que tiene logos. Por una parte, pues, es una cosa más en el mundo, pero por otra, sabe a todo el mundo, como Dios, y tiene logos como él. ¿En qué relación está con Dios y con el mundo? Es una relación esencialmente equívoca; mientras por una parte es un ente que participa del ser en el sentido de las criaturas, por otra parte es una un espíritu capaz de saber qué es el mundo, un ente que es un logos. La Edad Media va a decir que es un cierto intermedio entre la nada y Dios: medium quid inter nihilum et Deum. Además, ya estaba señalada desde el Génesis esta peculiar situación del hombre: Faciamus hominem ad imaginem et similitudem nostram. El hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, Es decir, la idea del hombre, el modelo ejemplar según el cual está creado, es Dios mismo. Por eso decía el maestro Eckehart que en el hombre hay algo, una chispa -scintilla, Funken- que es increada e increable. Esta afirmación se interpretó como una exclusión del ser creado en el hombre, por tanto, como panteísmo, y fue condenada; pero en su sentido justo, como ha demostrado claramente Zubiri, es el que el hombre tienen una scintilla increada e increable, es decir, su propia idea; y esto es completamente ortodoxo.
¿Qué consecuencias va a tener para la filosofía este horizonte en que se mueve el cristianismo? 
(Seguirá) 
Publicar un comentario

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...