Personas que visitan este blog

Sustancia cartesiana




Ahondando en la idea de las sustancias, Descartes afirmó que la sustancia era aquello que no precisaba de ninguna otra cosa para existir. En este sentido, más metafísico, sólo existe una sustancia divina e infinita, que es Dios. Sólo dios es verdaderamente sustancia; no necesita verdaderamente nada más que existir, ya que su esencia implica su existencia. Pero son también sustancias finitas la sustancia extensa y la sustancia pensante, las cuales reciben de dios la causa última de su existencia. Es decir, Descartes admitía la existencia de dos sustancias creadas y finitas: el mundo exterior, donde se incluye el cuerpo, y la mente.
Hasta ahora tenemos la idea de la existencia del ser humano como ente pensante y la de Dios como ser perfecto; Descartes consideró ambos sustancias, pero con algunas diferencias: Dios es una sustancia eterna (res aeterna) y el hombre es una sustancia cuya característica o cuyo atributo fundamental reside en pensar (res cogitans). Puesto que Descartes llegó a la conclusión de la existencia del cuerpo y del mundo exterior a través de la de Dios, también los consideró sustancias. 
Dios, según la filosofía de Descartes, creó dos clases de sustancias que constituyen el todo en la realidad. Una clase de sustancia es la pensante, o inteligencia, y la otra consiste en la sustancia extensa o física, la de los cuerpos y el mundo. esta última sustancia es finita y creada. las sustancias finitas presentan una serie de propiedades: unas esenciales y otras accidentales. Las esenciales constituyen los atributos. A su vez, denomina "modos" a las propiedades accidentales: son modos de la sustancia corpórea la figura, el movimiento, la posición. En la sustancia pensante los modos son el amar, el odiar, el juzgar o el desear. El atributo fundamental de los cuerpos y el mundo es la extensión, es decir, el hecho de ocupar un lugar en el espacio: por este motivo Descartes la denomina sustancia extensa (res extensa).
Publicar un comentario

Entradas populares