lunes, 20 de abril de 2015

El mundo, la voluntad.





Hoy en relación con el suceso de un adolescente en Cataluña que ha atacado a varias personas y asesinado a un profesor, recuerdo la Shopenhauer como imagen de lo irracional que es la realidad. Shopenhauer afirmaba que el mundo, tal y como se presenta al sujeto o individuo cognoscente (que conoce o que puede conocer), es solo una apariencia que elude la auténtica realidad, captable como un impulso, una tendencia o un deseo, es decir, como algo reducible a las condiciones del entendimiento y que, en consecuencia resultaba irracional
El mundo -según el filósofo- está hecho del mismo material que los sueños, el "velo de maya" de los hindúes. Sólo existía una fuerza cósmica, la voluntad, que provocaba tanto el nacimiento de las estrellas como el crecimiento de las plantas o la generación y desaparición continua de nuevos seres. Éstos se veían atrapados en una paradoja: no podían resistirse al impulso de la voluntad ciega e irracional de su propia naturaleza -que muchas veces les acarreaba sufrimiento-, y a la vez, aspiran a verse libres del mundo. en este sentido sólo habría dos formas de liberarnos o de, al menos, reducir el sufrimiento: la primera consistían en la muerte, pero esta vía es en realidad ilusoria y engañosa. La muerte es un trance en el que la naturaleza, una vez acabada su función en nosotros, pone a otro individuo nuevo en el mismo lugar para continuar su tarea sin fin, y así, el sufrimiento no termina. El segundo camino de liberación es la vía que recorren los místicos y ascetas que, mediante la aniquilación de la voluntad y su victoria sobre la naturaleza  consiguen rasgar el "velo de maya" y ver más allá. ésta es la única salida y victoria posible. 
Schopenhauer afirmó descubrir la "cosa en sí" que no era otra cosa que la voluntad; a partir de ahí, toda su ética impelió al conocimiento y renuncia de la misma. Este pensador diferenció la labor del filósofo de la del místico: al primero sólo le era posible aspirar a cierta tranquilidad ante el mundo gracias a su conocimiento; únicamente al místico le estaba reservada la victoria sobre el mundo, la visión de la "cosa en sí".
En cierta manera, la filosofía de Schopenhauer fue la antesala de la mística. Sin embargo, con la misma fuerza con la que admiró a místicos y ascetas, rechazó las religiones sistematizadas socialmente, a las que denominó "metafísica" para el pueblo. Ése fue uno de los motivos por los que alrededor de Schopeanhaur se organizó un complot de silencio contra el cual el autor reaccionó con furia, acusando a los ambientes académicos de estar bajo el control de la Iglesia. Cuando a un ser humano se le acorrala no es la primera vez que reacciona así: con violencia, hasta el propio Schopenhauer. 
Por la intuición -que es el gran arma del individuo- todo lo podemos llegar a saber al captar la esencia de la realidad. La reflexión de hoy cuando nos hemos despertado con el suceso de la entrada a tiros de un joven de 13 años en su instituto es si es que acaso NADIE podía intuir qué estaba pasando en la mente de este joven (por lo viso con brotes psicóticos) el cual, había avisado en varias ocasiones que mataría a una serie de personas. 
¿Es una engaño de la realidad? ¿Los juegos de rol, los juegos de la videoconsolas son contraproducentes para este tipo de jóvenes? ¿La violencia está en la mente o está en la realidad? Probablemente en ambos lugares. 



                                                           
Publicar un comentario

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...