jueves, 29 de octubre de 2015

Sócrates escultor del pensamiento innato

                                       
               


Sócrates afirmaba el carácter innato del conocimiento, según él, los seres humanos poseen ideas innatas de las que, sin embargo, no son conscientes, no se dan cuenta; por consiguiente, para investigar la verdad debemos examinar los contenidos que se encuentran en nosotros, en nuestra alma, como indicaba la inscripción de Delfos: "el principio de la sabiduría radica en el conocimiento de uno mismo": conócete a ti mismo. 
El método adecuado para llevar a cabo esta tarea consiste en un proceso inductivo que por medio del diálogo (método dialéctico), partiendo de los conocimientos aparentes, de las opiniones ingenuas y comunes, y de los prejuicios cotidianos logra descubrir la verdad. En este proceso podemos distinguir dos momentos un momento negativo o refutación y otro positivo o mayéutica. la refutación consiste en hacer ver a nuestros interlocutores que los conocimientos que creían cierto e indudables no son tales. Sócrates salía al ágora y allí interrogaba al artista, al maestro, al general y sirviéndose de ciertas preguntas atinadas les hacía cobrar conciencia de su ignorancia. La refutación, pues, ponía de manifiesto que aquellas opiniones que parecían ciertas e indubitables eran problemáticas, falsas o carecían de fundamento. De este modo, conducía la interlocutor a una situación sin salida aparente ne la que todos los conocimientos ser tornaban problemáticos: "sólo sé que no sé nada".
En este punto, comenzaba el segundo momento, la mayéutica, que consistía ne que, una vez eliminadas las falsas opiniones, los propios interlocutores pudieran encontrar en sí mismos la verdad. 
Sócrates, que era hijo de un escultor y de una comadrona, comparaba su oficio con el de sus progenitores: de la misma manera que su padre no "construía" estatuas, sino que ante un bloque de mármol se limitaba a eliminar las partes sobrantes hasta permitir que surgiera la figura que previamente existía en el interior, y de idéntico modo a su madre que ayudaba a dar a luz los niños concebidos con anterioridad, residían en sí mismos, en su interior, en su alma (innatismo); esto es, en opinión de etse pensador el auténtico conocimiento consiste en traer a la consciencia los contenidos -las ideas- que previamente se encuentran en el alma de modo insconsciente. 

lunes, 26 de octubre de 2015

¿Isaías escribió Isaías?




Hay una creencia entre los eruditos bíblicos que el libro de Isaías fue escrito por más de una persona. (de esta cuestión hablaremos en otro texto)  Los eruditos suponen que la escritura original incluyó los capítulos 1 a 35; los capítulos 36 a 39, llamados “los capítulos históricos” fueron añadidos como un apéndice histórico por causa de la prominencia de Isaías durante el reinado de Ezequías. Los capítulos 40 al 66, según los eruditos, debieron haber sido escritos mucho más tarde, casi al final del cautiverio babilónico por una o varias personas. Evidencia citada por múltiples autores incluye el punto de vista del escritor o escritores durante el exilio babilónico—hablando y estando entre los Judíos en exilio. Ellos declaran que el punto de vista de cada profeta del Antiguo Testamento, no importa cuán lejos en el futuro podían ver, siempre se basa en su propia época, y sus palabras son para la amonestación o estímulo de aquellos que viven en ella.[3] ¿Cómo podía Isaías haber sabido el nombre del rey persa, Ciro, que permitiría a los exiliados a volver a Jerusalén? ellos discuten retóricamente. Considere Isaías 44:28: “El que dice de Ciro: Es mi pastor y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir de Jerusalén: Sea edificada; y del templo: Sea fundado”.[4]
Otras líneas de evidencia citadas incluyen variaciones en el estilo y el tema que distinguen los capítulos posteriores. Por ejemplo, las palabras o expresiones en el hebreo original que son características de los capítulos 1 a 39, pero ausentes de los capítulos posteriores, incluyen “el Señor Jehová de los ejércitos”;[5] Jehová “exaltado” o “siendo exaltado”;[6] “la gloria” de una nación;[7] la mano de Jehová “extendida” en juicio;[8] “cabeza y cola, rama y caña”[9] usado figurativamente; y la palabra muy característica “el remanente” (o, “los remanentes”).[10], [11] Las palabras o expresiones en el hebreo original que son características de los capítulos 40 a 66, pero ausentes de los capítulos anteriores, incluyen “toda carne”;[12] “como nada”;[13] “levantarse”, o “alza los ojos”;[14] “escoger”;[15] “alabanza” en forma de verbo o nombre;[16] “lo que ha de venir”;[17] “salirse a luz” o “brotarse”;[18] “arrodillarse” o “postrarse”;[19] “prorrumpirse en alabanza”;[20] la “santa ciudad”;[21] “ser vestido”;[22] referencia frecuente a los “hijos de Sión”;[23] y expresiones de Jehová que incluyen las palabras “yo soy”.[24] Otras frases comunes a ambas partes anteriores y posteriores del libro se explican como la “influencia de las profecías de Isaías sobre el autor [o autores] de los capítulos 40 a 66”.[25]
Aún otras líneas de evidencia citadas por los eruditos bíblicos en apoyo de esta hipótesis incluyen diferencias de ideas y doctrinas fundamentales y el manejo muy distinto de profecías Mesiánicas.[26]

¿Qué podemos decir de estas afirmaciones? La respuesta más sencilla es que se le mostró a Isaías el profeta toda la existencia humana, y entonces él escribió en clave lo que vio, para ser comprendido separadamente por los pueblos en dispensaciones diferentes en épocas diferentes del mundo. No sólo habló a los judíos de su propio tiempo; también se dirigió a aquellos que vivieron al final del cautiverio babilónico y en la época de Cristo, y a los judíos y gentiles por igual que vivirían en los últimos días. La estructura fundamental del libro entero de Isaías, oculta su mensaje a los que no ven la estructura y revela su mensaje a los que la ven, proporcionando un gran escollo para los eruditos. 

lunes, 19 de octubre de 2015

Un Ser Superior sobre nuestra cabeza



Hoy reflexiono un poco a cerca de lo hemos aprendido y sabemos sobre un Ser Superior llamado Dios, pues, el hombre necesita saber de sí mismo y de cómo hemos llegado a la Tierra. No voy a entrar en cuestiones de fe, pues todos sabemos que estos temas son son enormemente complejos y muy propios para la polémica. Tan solo un muy pequeño esbozo de recuerdos de probación y sentido del Ser quisiera compartir con mis lectores aceptando como es natural todo tipo de sugerencias y comentarios. 
Las Santas Escrituras nos dicen que nosotros, en calidad de hijos de Dios, podemos llegar a ser como El. Es decir, también podemos pasar por el estado terrenal, recibir la resurrección y entonces continuar hacia la perfección. El hombre igualmente es infinito.

¿Que significa que Dios es de eternidad en eternidad? "De eternidad en eternidad significa desde la existencia espiritual, (antes de venir a la tierra) seguida de la probación en que ahora nos encontramos, para pasar de nuevo a una existencia eterna que seguirá por siempre.

Ciertamente esto es ‘infinito’, porque cuando recibamos la resurrección jamás moriremos. Todos existimos en la primera eternidad. Si entendemos que existimos desde la eternidad; entonces podremos existir hasta la eternidad sin fin, si recibimos esa posibilidad en la medida de nuestros actos aquí en nuestra vida terrestre.
La parte inteligente del hombre jamás fue creada, pues siempre ha existido. Es tan cierto, en lo que respecta a cada uno de nosotros, como en lo que respecta a Dios. Y sin embargo, somos engendrados hijos e hijas de Dios en el espíritu y estamos destinados a existir para siempre. Los que lleguen a ser como Dios también serán de eternidad en eternidad."

¿Qué significa que Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre? Quiere decir que no es un Dios de venganza y guerra en la época del Antiguo Testamento, y un Dios de amor y misericordia en los días posteriores del Nuevo Testamento. Significa que los principios gobernantes de Dios son verdades eternas.  ¡Jehová! Es fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado."

 Dios es el único Gobernante supremo y Ser independiente en quien habita toda plenitud y perfección; que es omnipotente, omnipresente y omnisciente; sin principio de días o fin de años; y que en El existe toda buena dádiva y todo buen principio, y que es el Padre de las luces; en El mora independientemente el principio de la fe, y es el objeto en quien se enfoca, para su vida y salvación, la fe de todos los demás seres racionales y responsables.'

Por definición, pues, Dios es el Ser supremo y absoluto; el Supremo Gobernante, Creador, Rey y Preservador de todas las cosas; el que todo lo puede, todo lo sabe y cuya influencia existe en todas partes

lunes, 12 de octubre de 2015

María



La figura de María, la madre de Jesucristo, es venerada en España y en general en los paises católicos por una serie de razones que se remontan a  los principios del cristianismo y a su tradición, transmisión e interpretación de las escrituras, entendiendo en este sentido que probablemente haya documentos que no han llegado hasta nosotros o que han sido “ocultados” graciosamente, sin podernos explicar hoy ciertas creencias. En España se reza a la virgen, se hacen cofradías, se hacen peñas, se le canta, se le grita “guapa” y se hace de ella un mito viviente del que muchas veces y visto desde fuera no podemos entender. Aunque las mujeres en la antigüedad y según rezan las escrituras han tenido potestad de profetizar y un mando bastante significativo no se les ha prestado ninguna importancia, salvo por “la virtud”.  Las mujeres en la religión o son virtuosas o no lo son, pero nada más. La espiritualidad de la mujer va unida directamente a su celibato, a la abstención absoluta de los placeres carnales y al apartamiento en su calidad divina y sagrada de tener hijos. Ser Virgen o no serlo se relacionará directamente con esa posibilidad.
Hay varios tipos de vírgenes y la mayoría –según la tradición hispánica- han obrado algún milagro y por eso se han convertido en Santas. Los milagros realizados nunca se establecen con su condición de madre, son madres para la humanidad porque conceden milagros y dan –aparentemente- respuesta a las peticiones de sus fieles pero no responderán nunca a su condición espiritual y divina de dar vida, de crear vida.
                                                    
 El protoevangelio de Santiago que se incluye en los llamados Evangelios Apócrifos, tiene una finalidad apologética. Se trata de defender a María de las acusaciones que contra ella hacían tanto judíos como paganos, y que son registradas por  "Orígenes" Orígenes en Contra Celso: la madre de Jesús habría sido una mujer pobre e ignorante, adúltera y repudiada por su marido, que habría dado a luz a un hijo ilegítimo de un soldado romano. Para rechazar estas acusaciones, el autor del protoevangelio enfatiza la santidad de María, y, sobre todo, su virginidad, incluso después del parto. "Salomé (discípula)" Salomé -un personaje que aparece también en el "Evangelio de Marcos" Marcos , citada entre los asistentes a la crucifixión, comprueba empíricamente tras el parto la virginidad de María (capítulo 20). La redacción de este evangelio tiene sin duda relación con los inicios del culto mariano. Quiere decir que este texto extralimitado en su categoría de reivindicación ha creado la forma más radical de culto a la Virgen, pasando de ser –en efecto- una mujer elegida, de altísimo nivel espiritual y cultural, buena y de dignidad suprema, a ser la base de una discusión que dura hasta hoy sobre si continuó siendo virgen o no, o si por el contrario los llamados hermanos de Jesús eran hermanastros (por ser hijos cuatrohombres y dos mujeres fruto del primer matrimonio de José que después quedó viudo) o primos –familiares- según algunos traductores, o si María después de Jesús concebido por la alta divinidad dio al Mesías otros hermanos, como se espera sería la costumbre de la época. Una mujer judía debía procrear sino su vida no tendía sentido.
Como sea, esta mujer que virgen o no, sufrió el mas grande de los martirios a ver la infamia cometida contra su hijo, ejemplo perpetuo de sabiduría espiritual, pase a ser simplemente discutida o cuestionada por la virginidad, dejando a un lado sus hallazgos como ser humano especial. La Reforma protestante se aleja de la veneración de María. El protestantismo acepta la concepción milagrosa de Jesús por obra del Espíritu Santo como una verdad bíblica, pero además, cuando las Escrituras se refieren a los "hermanos de Jesús", o cuando el apóstol Pablo escribe " Santiago el Menor , el hermano del Señor", lo interpretan literalmente, por lo que niegan la virginidad perpetua de María. Por otra parte en Mateo 1 versículo 25 cuando José despierta del sueño donde se le comunica que María ha concebido del Espíritu Santo se dice: “Y cuando despertó José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y la recibió como esposa. Pero no la conoció hasta que ella dio a luz a su hijo primogénito, y llamó su nombre Jesús”. De modo que quedan sobreentendidas dos ideas, una que conocer a su esposa significa estar con ella, mantener relaciones y la otra es que cuando se habla de un hijo primogénito es porque han habido otros. 
El razonamiento lógico es que sabemos que en aquella época no tener hijos era una afrenta y ninguna mujer deseaba ser vista como estéril, lo que más anhelaban era tener un hijo y ofrecerlo a Dios. Son muchos los que piensan que el mayor error de los judíos no fue matar al hijo como tradicionalmente se piensa sino, no reconocer la virtud y dignidad de la madre. La cuestión es –habiendo tenido hijos o no después- si eso importa o debe importar en el momento de considerar a Jesús como el Salvador de la Humanidad, creo que no, como tampoco influye la tan cuestionada virginidad de María para la enorme significación de su persona en la historia del hombre.



jueves, 8 de octubre de 2015

Eva



Hemos estado engañadas mucho tiempo las mujeres por muchas razones, creo que todo el mundo es consciente de ello. La mujer, a lo largo de la Historia ha estado manipulada, ha estado bajo el yugo masculino y bajo el yugo —todo hay que decirlo— del poder eclesiástico. Por esa razón y por otras muchas que van saliendo de mi memoria hemos sufrido de culpabilidad y eso es algo imperdonable. Cuando era pequeña era yo muy pía y me gustaban mucho las historias de las Escrituras, en especial la vida de María Magdalena.
Claro, en aquellos días rezaba yo con fervor a la Virgen sobre todo porque era lo que me habían inculcado sin darme pie a yo comprobar nada, así eran aquellos tiempos de «religión académica». Ahora no adoro ni rezo a la Virgen, sencillamente porque no hay necesidad de hacerlo, pero respeto a quien lo hace y confío en que los que sí creen en ello lo hagan sistemáticamente y con un corazón sincero.
Las preguntas siguen para mi sin contestar. ¿Por qué nos han hecho avergonzarnos de Eva? Eva ha sido una "pecadora" y a partir de ahí ha pasado a mitificarse como la imagen de la mentira, en definitiva del pecado. ¿Pero es esto así?. Eva –cuya salida de la costilla es tan solo una forma metafórica, es un lenguaje figurado de hablar- fue traída a la tierra de la misma manera que sucedió con Adán, es decir, creada a imagen y semejanza, lo que quiere decir que su forma externa se corresponde con la imagen de otra que ya existía. Es de suponer que había un padre en el cielo, pero también una madre celestial. Eva –despreciada por la tradición- ha sido una de las mujeres mas incomprendidas de la historia junto a su marido  y probablemente debamos estar muy agradecidos a su actuación. 
Gracias a ella, el plan divino, se cumplió. Durante el tiempo del Edén, hombre y mujer eran inmortales, no estaban sujetos a la muerte, pudiendo haber vivido para siempre en un estado de inocencia. Cuando Eva fue engañada por Satanás, por que la engañó, le habló por medio de la serpiente[1], pero al no ser mortales no comprendían la diferencia entre el bien y el mal, característica de los dioses. Pero la transgresión no tiene nada que ver con una violación de la ley de castidad –tal y como se nos ha hecho creer-, muy al contrario. Cuando el diablo tienta a Eva le dijo la verdad en cuanto a que serían dioses si comían del árbol de la ciencia, pero le mintió al decirle que no morirían, le mintió pero por otra parte le dijo la verdad al decirle que sus ojos se abrirían conociendo el bien y el mal como los dioses. 
Cuando Eva es tentada o engañada, -probablemente Satanás lo intentaría primero con Adán y este resistiría la embestida- come del fruto –todo esto es lenguaje metafórico- provoca que su compañero también lo haga porque de no ser así hubieran sido separados y así no podría dar cumplimiento a los designios de Dios de crear la raza humana. Eva, por tanto, en el propio acto de dejarse vencer por la tentación en realidad cumplió con los propósitos o planes del Dios: la creación de la raza humana en su condición de seres mortales. Aun sin saberlo Satanás con su esfuerzo diabólico, lejos de ser el paso inicial hacia una destrucción, contribuyó al plan divino de progreso eterno del hombre. Nunca debemos culpar a Eva, porque por medio de su transgresión y por la decisión que tomó Adán de imitarla, el hombre pudo llegar a saber la diferencia entre el bien y el mal y por lo tanto manejar su libre albedrío. Hicieron al hombre mortal pero libre, por tanto en nada tiene que ver con la idea que nos han creado de que la raza humana es hija de la fornicación, eso es una abominación, la raza humana es el fruto de la opción de nuestros “primeros padres” y cuya consecuencia fue el estado mortal, la muerte espiritual –al no volver a estar ante la presencia de Dios-  y la muerte física –separación del cuerpo y espíritu-, pero con la libertad de haber entendido el bien y el mal, ser libres, y si no hubieran desobedecido no hubieran podido tener hijos. Es mucho lo que le debemos: el poder vivir en la tierra. Sin embargo, todo ello ha hecho que pasen a la posteridad como aquellos pecadores que desobedecieron a la ley de castidad. Un gran engaño.




[1] Hay otros pasajes de las Escrituras donde Satanás es representado por una serpiente. Apocalipsis 12:9.

martes, 6 de octubre de 2015

CUARTO VIAJE: CICLO DE ROMA (27,1-28,28): El viaje de la cautividad

 
En su cuarto viaje a Jerusalén, los judíos promovieron contra él una fuerte persecución y estuvieron a punto de darle una paliza. Los soldados del ejército romano apenas lograron sacarlo con vida de entre la multitud enfurecida. Entonces cuarenta judíos juraron que no comerían ni beberían mientras no lograran matar a Pablo. Al saber la hermana de él esta grave noticia, mandó un sobrino a que se la contara. Entonces Pablo avisó al comandante del ejército, y de noche, en medio de un batallón de caballería y otro de infantería, lo sacaron de Jerusalén y lo llevaron a Cesarea. Allá estuvo preso por dos años, pero permitían que sus discípulos fueran a visitarlo (Hechos 21, 27-40).
Al darse cuenta Pablo de que los judíos pedían que lo llevaran a Jerusalén para juzgarlo (para poder matarlo por el camino), pidió ser juzgado en Roma, y el gobernante aceptó su petición. (Hechos 23, 1-31). Y en un barco comercial fue enviado, custodiado por 40 soldados. Y sucedió que en la travesía estalló una espantosa tormenta y el barco se hundió. Pero Jesucristo le anunció a Pablo que por el amor que le tenía a su muy estimado Apóstol no permitiría que ninguno de los viajeros del barco se ahogase. Y así sucedió. Lograron llegar a la Isla de Creta y allí salvaron sus vidas del naufragio.Al fin llegaron a Roma, donde esperaban a Pablo con gran entusiasmo los cristianos. En esa ciudad  estuvo dos años preso (casa por cárcel) con un centinela en la puerta. Y los cristianos y los judíos iban frecuentemente a charlar con él, y aprovechaba toda ocasión que se le presentara para hablar de Cristo y conseguirle más y más seguidores.
Cuando estalló la persecución de Nerón, éste mandó matar al gran Apóstol, cortándole la cabeza. Dicen que sucedió el martirio en el sitio llamado las Tres Fuentes (Tre Fontana) (y una antigua tradición cuenta que al caer la cabeza de Pablo por el suelo, dio tres golpes y que en cada sitio donde la cabeza golpeó el suelo, brotó una fuente de agua).
 4.1. de Cesarea a Creta (27,1-13)
Parten del puerto de Cesarea Marítima, arribando  en una jornada   al puerto de Sidón; desde esta ciudad , donde permanecen varios días, se dirigen  costeando entre Chipre y Cilicia hasta Mira; esta travesía dura unos quince días. Desde Mira reemprenden viaje hacia Creta, arribando en el puerto de Lasea (Puerto Hermoso). Presuntamente, debido a las condiciones meteorológicas, se disponían a pasar la invernada en este enclave, pero alrededor del 6 de octubre reemprenden viaje con  la intención de llegar al puerto de Fenice, pensando que éste sería mejor lugar para pasar la invernada.
Pablo es embarcado junto a otros prisioneros rumbo a Italia. En la escala en Sidón se le permite visitar a sus amigos y ser atendido por ellos. Después de quince días de navegación llegan a Mira, y allí toman una nave alejandrina, llegando finalmente a Puerto Bonito (Creta) El centurión Julio, a pesar de las advertencias del Apóstol, avezado en estas lides, toma la decisión de partir, tomando en consideración la opinión del piloto y el patrón partidarios de invernar en el puerto de Fenice, al parecer mejor preparado para pasar allí el invierno. Aprovechando un ligero viento del sur  zarpan hacia Fenice.

 4.2. La tempestad (27,14-38)
El barco en que se encuentra Pablo costeando frente a Creta es sorprendido por un viento huracanado procedente de la isla, como consecuencia de este viento son empujados frente a un islote llamado Cirte. A la deriva, fuera de su ruta  intentan no chocar contra las rocas de la costa por medio de distintos procedimientos.
La tempestad provoca la deriva del barco. Éste permanece a merced de la tempestad mientras ésta continúa durante varios días. La tripulación del navío intenta por todos los medios mantenerlo a flote, pero al prolongarse el temporal, con el paso de los días cunde el desánimo. Pablo en todo momento intenta que sus acompañantes mantengan la calma  y coman, ya que estuvieron varios días sin comer. De este modo, el Apóstol promete a la tripulación que ha intercedido por ellos ante el  Espíritu, y no deben temer nada , ya que ninguno de ellos perderá la vida en este lance. La tripulación, en medio del Adriático decide sondear la profundidad del mar, pero observan que es escasa y deciden anclar la nave de todas las formas posibles, evitando, de esta manera, chocar contra los escollos de la costa. Los tripulantes intentan escapar de l barco arriando un bote, pero Pablo sabedor de la necesidad de todos para salvarse indica al centurión el particular, procediendo el centurión a cortar las amarras del bote. Finalmente, el Apóstol se dirige a sus acompañantes indicándoles la necesidad de no seguir por más tiempo en ayunas si es qué pretenden salvarse. El mismo toma pan, y después de dar gracias procede a comerlo y partirlo. Todos los demás le imitan de inmediato.
4.3. El naufragio (27,39-44)
Finalmente divisan una ensenada con una playa frente a las costas de Malta. Al divisar la ensenada, deciden lanzar la nave hacia ella. Entre dos bancos de tierra la nave naufraga , siendo desmembrada por la fuerza del oleaje. Los soldados deciden matar a los prisioneros, pero el centurión, queriendo salvar la vida de Pablo sé lo prohibe. Julio da órdenes para que el abandono del barco se realice de una manera ordenada: primero los que sepan nadar y después los que no sepan ayudados de tablas. Al final todos logran ponerse a salvo, tal y como les había prometido el Apóstol. En este episodio aparece un cierto protagonismo de los soldados que intentan matar a los prisioneros para que no escapen.
4.4.En la isla de Malta (28,1-10)
Una vez a salvo descubren que se encuentran en la isla de Malta. Nos encontramos con el episodio de la mordedura de la víbora. El Apóstol  es mordido por una víbora que se encuentra entre la rama. De inmediato los nativos de la isla interpretan el hecho como un signo desfavorable para Pablo, pero al no sufrir daño alguno los nativos cambian  de opinión. Los náufragos son atendidos por el principal de la isla. En este marco se introduce un relato de curaciones mediante la oración y la imposición de manos. Finalmente, parten de la isla con toda clase de parabienes de sus habitantes (provisiones etc). Los nativos de la isla y el principal del lugar, además del padre de este que es objeto de la curación a través del Espíritu.

4.5. Llegada a Roma (28,11-16)
La navegación se reanuda , embarcando en una nave alejandrina. Llegan a Siracusa, capital de Sicilia. Desde allí costeando llegan al puerto de Pozzuoli y, desde este lugar por tierra hasta Roma.
En Siracusa permanecen tres días, en Pozzuoli una semana en compañía de hermanos. Finalmente, en Roma son recibidos por cristianos de esta ciudad, sabedores de que Pablo llegaba a la misma. La situación de arresto del  Apóstol entraña una cierta ambigüedad: de un lado se afirma que éste se encontraba vigilado en una casa particular por un custodio, pero de otro se afirma más adelante que Pablo gozaba de cierta autonomía para realizar sus tareas pastorales.



TERCER VIAJE SEGUNDA PARTE

3.1.Asia Menor: Apolo (18,23-28)
Pablo viaja, seguramente por tierra , hasta Éfeso, primera etapa de este tercer periplo misional.
Lucas nos cuenta un episodio sobre un tal Apolo .Éste pudiera ser un predicador ambulante de los muchos existentes en los primeros tiempos de cristianismo. El matrimonio de curtidores amigos de Pablo toman bajo su protección al predicador itinerante, ayudándole a completar su corta formación doctrinal. Una vez instruido Apolo se dirige a Acaya , donde servirá de gran ayuda en la defensa y mantenimiento del anuncio de salvación. Vuelven a escena Priscila y Aquila como instructores en la doctrina de Apolo (alguien cercano al círculo joánico, según algún exegeta).
3.2.Éfeso (19,1-40)
Por tierra de Antioquía a Éfeso, atravesando Frigia y Galacia. En primer lugar , nos encontramos con el episodio del bautismo en el Espíritu de unos discípulos de Juan  Bautista . Este episodio bautismal se cierra con unos hechos semejantes a los de Pentecostés. En segundo lugar aparece un sumario sobre la actividad de Pablo en Éfeso. En tercer lugar, Lucas ha introducido el curioso episodio del  intento de exorcismo fallido en nombre de Jesús por parte de unos exorcistas judíos. En este episodio Lucas intenta resaltar como el nombre de Cristo puede ser ensalzado incluso por aquellos que no lo conocen del todo. En cuarto lugar se sitúa un breve texto sobre las intenciones paulinas de cara a las próximas etapas de su viaje.En quinto lugar el episodio de la revuelta de los orfebres: se produce ésta como consecuencia del malestar por la merma económica producida por la predicación paulina. Los orfebres invocan razones para provocar la adhesión del pueblo. Finalmente ante el tumulto debe intervenir la autoridad romana, en este caso el magistrado Alejandro, el cuál advierte a los reunidos de las consecuencias legales de su conducta, y de la existencia de instituciones legales para tomar en consideración cualquier acusación legítima que se hiciese.
En el primer episodio aparecen los discípulos del Bautista. Los exorcistas judíos ambulantes del relato sobre los mismos. Aparece por primera vez como asistente de Pablo un tal Erasto, que es mandado junto a Timoteo a predicar a Macedonia. Asímismo, hay que resaltar la aparición en el relato de la revuelta de los orfebres de dos personajes que son calificados como compañeros de viaje del Apóstol: Gayo y Aristarco. También en este relato aparece un magistrado romano que encarna perfectamente la actitud conciliadora con el poder político que trata de transmitir Lucas en su libro. Finalmente hemos de destacar la figura del orfebre instigador de esta revuelta: Demetrio; éste sería   una especie de portavoz del gremio de los orfebres en la zona.  
3.3.De Éfeso a Corinto, pasando por Macedonia (20,1-5)
Pablo se marcha de Éfeso para continuar misión en Macedonia. Sobre el itinerario concreto del viaje a Macedonia existen distintas versiones, lo más probable es que el viaje de Éfeso a Corinto se realizase mediante un rodeo por Illia, en dirección oeste hasta Durazzo, y desde aquí hacia el sur , pasando por Nicópolis. Se encamina hacia Grecia donde permanece tres meses, seguramente los meses de invierno en Corinto. Pablo piensa reemprender la navegación rumbo a Siria, pero los acontecimientos  cambian su itinerario dirigiéndose a Tróade.
Pablo se hace acompañar en su camino hacia Tróade de numerosos discípulos; éstos llegan con anterioridad al Apóstol , mientras Pablo, con algunos acompañantes embarca en el puerto de Filipos hacia Tróade. Aparecen por su nombre algunos discípulos del Apóstol, que en algún caso ya habían aparecido con anterioridad: Sópratos, Aristarco, Segundo, Gayo y Timoteo, Tíquico y Trófimo; además éstos aparecen junto a una indicación sobre su origen.
3.4.Tróade (20,6-12)
Pablo encamina sus pasos hacia Asia Menor , haciendo escala en Tróade.
sobresale la única indicación en todo el libro de la  eucaristía dominical que aparece en todo el libro. Esta celebración consiste en una fracción nocturna del pan. En este marco se introduce la historia de Eutico, en la cúal se produce otro hecho taumatúrgico como es la resurrección del mismo; pero este acontecimiento no queda nada claro , ya que en ningún momento se indica si Eutico estaba muerto o sólo había perdido la consciencia.Por tanto, resulta arriesgado hablar de una resurrección propiamente dicha.
3.5. Mileto (20,13-38)

Pablo decide realizar este viaje por tierra hasta Aso. Esta ciudad al sur de Tróade, dista de ésta unos 40 km, siendo el trayecto por tierra considerablemente más corto que por mar. Pablo y sus compañeros realizan un recorrido por diversos lugares de Asia Menor en dirección hacia Antioquía y Jerusalén. La estancia más importante es en Mileto y algunas comunidades cercanas del valle de Lico: Hierápolis, Sardes etc.
En Mileto, para no perder tiempo, Pablo manda llamar a los presbíteros de Éfeso para que se desplacen hasta allí. Pablo tienen la intención de darles un discurso de despedida (el tercero más largo en extensión. Pablo comienza resumiendo su actividad misional. Más tarde prosigue hablando sobre el presente, es decir, el incierto viaje a Jerusalén. Continúa hablando sobre el futuro, ya que su misión en estos lugares ha sido cumplida, le resta encomendar  la comunidad al cuidado vigilante de los presbíteros, investidos por el Espíritu con la gracia necesaria para el desempeño de sus funciones. Los presbíteros venidos de Éfeso para escuchar el discurso de despedida paulino a las comunidades que él ha fundado.
3.6.Viaje hacia Jerusalén  (21,1-9)
Pablo parte de Mileto, pasando por diversas islas del Egeo, haciendo escala en el puerto de Pátara donde cambia de embarcación. Este carguero le llevará a Tiro en tan sólo cinco días. Desde Tiro Pablo se dirige a Ptolemaida, y desde aquí hasta Cesarea por tierra, realizando una parada de varios días en casa del diácono Felipe. Después de una abigarrada travesía, Pablo se encuentra con alguno discípulos en Tiro, permaneciendo una semana en la ciudad. En esta comunidad existen varios mienbros dotados del carisma de la profecía que avisan a Pablo de los peligros que le aguardaban en Jerusalén; Pablo haciendo caso omiso a sus advertencias, se dirige hacia Ptolemaida   donde permanece apenas una jornada. Desde esta ciudad se encamina hacia Cesarea, realizando una parada de varios días en casa de Felipe, miembro prominente de la comunidad cristiana de la ciudad. El diácono Felipe tenía cuatro hijas vírgenes que poseían el don de la profecía (seguramente relacionado con su estado de castidad permanente).
Los hermanos que encuentra en su escala en Tiro (cuidado con el número de días que puede ser simbólico). Debemos destacar al diácono Felipe, en cuya casa pasa un cierto periodo de tiempo Pablo, y a sus hijas, éstas poseedoras del don de la profecía, encontrándose en permanente estado de castidad.
3.7. La predicación de Ágabo (21,10-14)
Pablo permanece en la ciudad de Cesarea durante este episodio.
El profeta Ágabo, natural de Jerusalén baja hasta Cesarea. Éste, en parecidos términos a los ya acontecidos en Tiro, profetiza el destino que le espera en Jerusalén. Son destacables los gestos simbólicos que acompañan a la profecía de Ágabo, semejantes a los profetas del AT. Pablo , resuelto a enfrentar el destino que le reserva  su misión, y sabedor que el destino que le aguarda es la voluntad de Dios, desoye las advertencias de Ágabo.

El profeta ambulante Ágabo.

lunes, 5 de octubre de 2015

TERCER VIAJE: CICLO DE ASIA MENOR Tercer viaje misionero (53-57 d.C.): Hechos 18:22-21:16. (18,23-21,15


El  tercer viaje lo hizo del año 53 al 56. En este viaje lo más importante fue que en la ciudad de Efeso en la cual estuvo por bastantes meses, Pablo logró que muchas personas empezaran a darse cuenta de que la diosa Diana que ellos adoraban era un simple ídolo, y dejaron de rendirle culto. Entonces los fabricantes de estatuillas de Diana al ver que se arruinaba el negocio, promovieron una persecución en contra del Apóstol (Hechos 19, 23-40).
De Éfeso partió Pablo hacia Jerusalén a llevar a los cristianos pobres de esa ciudad el dinero de una colecta que había promovido entre las ciudades que había evangelizado. Por todas partes se iba despidiendo de los cristianos, diciendo a sus discípulos que el Espíritu Santo le comunicaba que en Jerusalén le iban a suceder hechos graves, y que por eso probablemente no lo volverían a ver. Esto causaba profunda tristeza en sus seguidores que tanto lo querían.
                                       


Es este Tercer Viaje Misionero (Hechos 18:23 – 20:38): Durante este último viaje misionero de Pablo donde predicó fervientemente en Asia Menor. Dios confirmó su mensaje con milagros. Hechos 20:7-12 nos dice de Pablo en Troas predicando un sermón excepcionalmente largo. Un joven que estaba sentado en un tercer piso, se quedó dormido y cayó por la ventana. Fue dado por muerto, pero Pablo lo revivió.

Los nuevos creyentes de Efeso que habían estado anteriormente involucrados con el ocultismo, quemaron sus libros de magia. Por otra parte, los que fabricaban ídolos, no estaban contentos con sus pérdidas en el negocio debido a este verdadero Dios y a Su Hijo. Un platero llamado Demetrio, comenzó una revuelta en toda la ciudad, alabando a su diosa Diana. Los juicios siempre perseguían a Pablo. A última instancia, la persecución y oposición fortaleció a los verdaderos cristianos quienes propagaron el Evangelio.

Al final del último viaje misionero de Pablo, él sabía que pronto sería encarcelado y probablemente muerto. Sus palabras finales a la iglesia de Efeso, muestran su devoción a Cristo: “Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; y como nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del evangelio de la gracia de Dios.” (Hechos 20:18-24).

Ese era el propósito de los viajes misioneros de Pablo: proclamar la gracia de Dios en el perdón de los pecados a través de Cristo. Dios usó el ministerio de Pablo para llevar el Evangelio a los gentiles y establecer la iglesia. Sus cartas a las iglesias, registradas en el Nuevo Testamento, aún mantienen la vida y la doctrina de la iglesia. Aunque él sacrificó todo, los viajes misioneros de Pablo valieron su costo (Filipenses 3:7-11).

viernes, 2 de octubre de 2015

Los viajes de Pablo SEGUNDO VIAJE: CICLO GRECIA, en Atenas (17,16-34) (tercera parte)


2.5. Pablo en Atenas (17,16-34)         
       
Pablo se encamina sin sus dos acompañantes hacia Atenas. La mayor parte del recorrido se realiza  en barco costeando. En Atenas se produce el importante discurso a los paganos en el  Areópago. La importancia de este acontecimiento consiste en que el Apóstol predica en el centro de la cultura helenística, cultura que por lo demás, se encontraba muy alejada en su concepción del mundo de las categorías y tradiciones de la cultura judía. Por tanto, Pablo se encuentra en la obligación de ofrecer una predicación sensiblemente distinta a la ofrecida en las sinagogas judías o a las gentiles familiarizados con la religión y las tradiciones hebreas. De esta manera, la estructura del discurso en el Areópago es distinta a la estructura de los discursos paulinos precedentes: comienza el discurso con un afán conciliador hacia la cultura y la religiosidad pagana, aprovechando la inscripción al Dios desconocido como punto de arranque de su argumentación. En segundo lugar el Apóstol plantea la comunicación de Dios a través de la revelación creacional. En tercer lugar esta revelación de Dios a través de la creación ha permitido a los paganos, en una propedeútica divina, un conocimiento imperfecto de la divinidad. Se nombra a un poeta griego con la intención clara de fundamentar su argumento en una afirmación procedente de la propia cultura helena; eso sí, sacada de su contexto original. En quinto lugar afirma el tiempo del anuncio inequívoco de la palabra de Dios a los paganos. Finaliza el discurso con la afirmación cristológica fundamental de la resurrección de Jesús. Como es lógico los griegos tenían enormes dificultades para conciliar esta afirmación con  el atomismo mecanicista , de cuño epicúreo que constituía la visión del mundo dominante en la cultura helenística. A pesar de todo, unos pocos se convierten a la fe. Al final del relato aparecen los nombres de dos de los convertidos: Dionisio Aeropagita y una mujer de nombre Damaris.

2.6.Corinto (18,1-17)

Costeando frente al Peloponeso llega Pablo a la ciudad de Corinto. Esta es la más importante de todas las etapas de este segundo viaje paulino. Pablo conoce en la ciudad a un matrimonio de curtidores, con los cuales entablará amistad y convivirá durante un considerable periodo de tiempo. Silas y Timoteo se vuelven a reencontrar con Pablo después de su peregrinaje por Macedonia( no sabemos los motivos que impidieron su encuentro en Atenas. A pesar de ser rechazado el anuncio en la sinagoga es digno de mención la conversión del jefe de la sinagoga local y su familia. En esta tesitura , Pablo tiene una comunicación del Espíritu que le  advierte sobre la posibilidad tranquila del anuncio de la palabra,al menos durante un tiempo prolongado, en esta ciudad.Como era de esperar, al final las malas artes de los perseguidores judíos entran en acción, llevando a Pablo ante las autoridades romanas. Aquí nos encontramos con la actitud lucana resaltando la actitud neutral de las autoridades judía, que sólo entendían de delitos tipificados en la ley romana. La referencia a la agresión a Sóstenes parece ser una reacción antisemita de la población pagana más que un ataque de los contrariados judíos.
El matrimonio de fabricantes de tiendas. Sobre todo se debe resaltar el importante papel de la mujer  llamada Priscila. De nuevo nos encontramos con la figura de un funcionario romano: el procónsul de Acaya Galión.; éste, como es costumbre en Hechos, se limita a no entrar en discusiones sobre cuestiones judías. También se hace referencia a la conversión de la familia de Crispo, aunque resulta algo paradójica después del fracaso en la sinagoga. Se nombra del mismo modo a Sóstenes como jefe de la sinagoga envuelto en un episodio con ciertos tintes de antisemitismo (según algunos exegetas)
2.7. Vuelta a Antioquía (18,18-22)
Parte por mar en dirección  a Éfeso; desde aquí, también por mar se dirige hacia Cesarea;desde esta ciudad continúa, presumiblemente costeando hasta el punto de partida de este segundo viaje: la ciudad de Antioquía.

En este episodio se narra la partida de Pablo de Corinto después de un tiempo considerable. En esta partida le acompañan el matrimonio de fabricantes de tiendas durante un trecho; éstos se separan de Pablo en la escala de Éfeso. En esta ciudad el Apóstol  predicó con cierta brevedad en la sinagoga, prometiendo su próxima vuelta. En Cesarea su estancia es muy breve, partiendo, después de una rápida visita hacia  Antioquía.

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...