martes, 6 de octubre de 2015

TERCER VIAJE SEGUNDA PARTE

3.1.Asia Menor: Apolo (18,23-28)
Pablo viaja, seguramente por tierra , hasta Éfeso, primera etapa de este tercer periplo misional.
Lucas nos cuenta un episodio sobre un tal Apolo .Éste pudiera ser un predicador ambulante de los muchos existentes en los primeros tiempos de cristianismo. El matrimonio de curtidores amigos de Pablo toman bajo su protección al predicador itinerante, ayudándole a completar su corta formación doctrinal. Una vez instruido Apolo se dirige a Acaya , donde servirá de gran ayuda en la defensa y mantenimiento del anuncio de salvación. Vuelven a escena Priscila y Aquila como instructores en la doctrina de Apolo (alguien cercano al círculo joánico, según algún exegeta).
3.2.Éfeso (19,1-40)
Por tierra de Antioquía a Éfeso, atravesando Frigia y Galacia. En primer lugar , nos encontramos con el episodio del bautismo en el Espíritu de unos discípulos de Juan  Bautista . Este episodio bautismal se cierra con unos hechos semejantes a los de Pentecostés. En segundo lugar aparece un sumario sobre la actividad de Pablo en Éfeso. En tercer lugar, Lucas ha introducido el curioso episodio del  intento de exorcismo fallido en nombre de Jesús por parte de unos exorcistas judíos. En este episodio Lucas intenta resaltar como el nombre de Cristo puede ser ensalzado incluso por aquellos que no lo conocen del todo. En cuarto lugar se sitúa un breve texto sobre las intenciones paulinas de cara a las próximas etapas de su viaje.En quinto lugar el episodio de la revuelta de los orfebres: se produce ésta como consecuencia del malestar por la merma económica producida por la predicación paulina. Los orfebres invocan razones para provocar la adhesión del pueblo. Finalmente ante el tumulto debe intervenir la autoridad romana, en este caso el magistrado Alejandro, el cuál advierte a los reunidos de las consecuencias legales de su conducta, y de la existencia de instituciones legales para tomar en consideración cualquier acusación legítima que se hiciese.
En el primer episodio aparecen los discípulos del Bautista. Los exorcistas judíos ambulantes del relato sobre los mismos. Aparece por primera vez como asistente de Pablo un tal Erasto, que es mandado junto a Timoteo a predicar a Macedonia. Asímismo, hay que resaltar la aparición en el relato de la revuelta de los orfebres de dos personajes que son calificados como compañeros de viaje del Apóstol: Gayo y Aristarco. También en este relato aparece un magistrado romano que encarna perfectamente la actitud conciliadora con el poder político que trata de transmitir Lucas en su libro. Finalmente hemos de destacar la figura del orfebre instigador de esta revuelta: Demetrio; éste sería   una especie de portavoz del gremio de los orfebres en la zona.  
3.3.De Éfeso a Corinto, pasando por Macedonia (20,1-5)
Pablo se marcha de Éfeso para continuar misión en Macedonia. Sobre el itinerario concreto del viaje a Macedonia existen distintas versiones, lo más probable es que el viaje de Éfeso a Corinto se realizase mediante un rodeo por Illia, en dirección oeste hasta Durazzo, y desde aquí hacia el sur , pasando por Nicópolis. Se encamina hacia Grecia donde permanece tres meses, seguramente los meses de invierno en Corinto. Pablo piensa reemprender la navegación rumbo a Siria, pero los acontecimientos  cambian su itinerario dirigiéndose a Tróade.
Pablo se hace acompañar en su camino hacia Tróade de numerosos discípulos; éstos llegan con anterioridad al Apóstol , mientras Pablo, con algunos acompañantes embarca en el puerto de Filipos hacia Tróade. Aparecen por su nombre algunos discípulos del Apóstol, que en algún caso ya habían aparecido con anterioridad: Sópratos, Aristarco, Segundo, Gayo y Timoteo, Tíquico y Trófimo; además éstos aparecen junto a una indicación sobre su origen.
3.4.Tróade (20,6-12)
Pablo encamina sus pasos hacia Asia Menor , haciendo escala en Tróade.
sobresale la única indicación en todo el libro de la  eucaristía dominical que aparece en todo el libro. Esta celebración consiste en una fracción nocturna del pan. En este marco se introduce la historia de Eutico, en la cúal se produce otro hecho taumatúrgico como es la resurrección del mismo; pero este acontecimiento no queda nada claro , ya que en ningún momento se indica si Eutico estaba muerto o sólo había perdido la consciencia.Por tanto, resulta arriesgado hablar de una resurrección propiamente dicha.
3.5. Mileto (20,13-38)

Pablo decide realizar este viaje por tierra hasta Aso. Esta ciudad al sur de Tróade, dista de ésta unos 40 km, siendo el trayecto por tierra considerablemente más corto que por mar. Pablo y sus compañeros realizan un recorrido por diversos lugares de Asia Menor en dirección hacia Antioquía y Jerusalén. La estancia más importante es en Mileto y algunas comunidades cercanas del valle de Lico: Hierápolis, Sardes etc.
En Mileto, para no perder tiempo, Pablo manda llamar a los presbíteros de Éfeso para que se desplacen hasta allí. Pablo tienen la intención de darles un discurso de despedida (el tercero más largo en extensión. Pablo comienza resumiendo su actividad misional. Más tarde prosigue hablando sobre el presente, es decir, el incierto viaje a Jerusalén. Continúa hablando sobre el futuro, ya que su misión en estos lugares ha sido cumplida, le resta encomendar  la comunidad al cuidado vigilante de los presbíteros, investidos por el Espíritu con la gracia necesaria para el desempeño de sus funciones. Los presbíteros venidos de Éfeso para escuchar el discurso de despedida paulino a las comunidades que él ha fundado.
3.6.Viaje hacia Jerusalén  (21,1-9)
Pablo parte de Mileto, pasando por diversas islas del Egeo, haciendo escala en el puerto de Pátara donde cambia de embarcación. Este carguero le llevará a Tiro en tan sólo cinco días. Desde Tiro Pablo se dirige a Ptolemaida, y desde aquí hasta Cesarea por tierra, realizando una parada de varios días en casa del diácono Felipe. Después de una abigarrada travesía, Pablo se encuentra con alguno discípulos en Tiro, permaneciendo una semana en la ciudad. En esta comunidad existen varios mienbros dotados del carisma de la profecía que avisan a Pablo de los peligros que le aguardaban en Jerusalén; Pablo haciendo caso omiso a sus advertencias, se dirige hacia Ptolemaida   donde permanece apenas una jornada. Desde esta ciudad se encamina hacia Cesarea, realizando una parada de varios días en casa de Felipe, miembro prominente de la comunidad cristiana de la ciudad. El diácono Felipe tenía cuatro hijas vírgenes que poseían el don de la profecía (seguramente relacionado con su estado de castidad permanente).
Los hermanos que encuentra en su escala en Tiro (cuidado con el número de días que puede ser simbólico). Debemos destacar al diácono Felipe, en cuya casa pasa un cierto periodo de tiempo Pablo, y a sus hijas, éstas poseedoras del don de la profecía, encontrándose en permanente estado de castidad.
3.7. La predicación de Ágabo (21,10-14)
Pablo permanece en la ciudad de Cesarea durante este episodio.
El profeta Ágabo, natural de Jerusalén baja hasta Cesarea. Éste, en parecidos términos a los ya acontecidos en Tiro, profetiza el destino que le espera en Jerusalén. Son destacables los gestos simbólicos que acompañan a la profecía de Ágabo, semejantes a los profetas del AT. Pablo , resuelto a enfrentar el destino que le reserva  su misión, y sabedor que el destino que le aguarda es la voluntad de Dios, desoye las advertencias de Ágabo.

El profeta ambulante Ágabo.
Publicar un comentario

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...