Personas que visitan este blog

Filosofía y Dios


Resultado de imagen de conocimiento y dios

El conocimiento o identificación de un Ser Superior o de Dios viene directamente de la experiencia personal, aunque hay ciertos problemas para identificar el sentido o conocimiento de esta mismo proceso experiencial. Por ejemplo, para San Buenaventura el objetivo de la filosofía es Dios, el conocimiento imperfecto, pero seguro del mismo, y es motivada por el amor. Pero el hombre tiende a intentar comprender y por ello busca razones; la filosofía era para este pensador el camino de la mente hacia Dios. El conocimiento racional de Dios sigue un camino constituido por diversas fases: en primer lugar podemos percibir a Dios en las cosas que nos rodean, pues ellas conservan vestigios de E´l; lo expresan de alguna manera y reflejan la Trinidad. "Es fácil -dijo el pensador- percibir en todo lo que nos rodea la armonía, la belleza, el orden divino y al amar lo que nos rodea amamos también a Dios". En segundo lugar, en este camino racional de ascensión hacia el Creador, lo conocemos en nosotros mismos, en nuestra alma, que ya no es un mero reflejo de Dios sino Él mismo, una verdadera imagen del Ser Supremo. Por último la tercera etapa de conocimiento escapa ya a la filosofía y entra en el terreno de la mística: se contempla directamente al Creador cuando se alcanza el estado de unión mística.
De esta deducción se observa en consecuencia que la filosofía se detiene necesariamente en el conocimiento de Dios en el alma humana, que sobrevive al ser sustancia completa a la muerte corporal pero que posibilita en vida el conocimiento sensible de las cosas. El hombre es un paso intermedio entre las cosas sensibles y Dios: nuestro entendimiento precisa conocer el mundo de las cosas sensibles pero puede alcanzar un grado elevado de sabiduría si se dirige al alma y por tanto a Dios, que no son percibidos a través de los sentidos sino directamente. A través de la filosofía podemos conocer las cosas, pero este conocimiento será siempre parcial e incompleto por lo que si bien la filosofía supone un camino hacia Dios, quien se detenga en ella "caerá en la oscuridad" pues nunca proporcionará más que una certeza relativa. 
Publicar un comentario

Entradas populares