lunes, 5 de junio de 2017

Fiesta de la Dedicación (Proceso a Cristo)




Resultado de imagen de fiesta de la dedicación judia
Casi doscientos años antes del ministerio de Jesucristo, Antíoco Epifanes, un rey de Seleucia que controlaba a Palestina, intentó destruir al judaísmo compeliendo a sus súbditos a aceptar la cultura griega. En una demostración de sumo desprecio por la fe judía. Antioco sacrificó un cerdo (el más inmundo de los animales, de acuerdo a los judíos) sobre un pequeño altar griego levantado para la ocasión dentro de los confines del levantado para la ocasión dentro de los confines del templo. Luego de esto, Antíoco prohibió toda ordenanza religiosa prescrita por la ley de Moisés y ordenó la quema de todas las copias conocidas de la ley judía. Finalmente ordenó que en toda Palestina se construyesen altares paganos y que los judíos adorasen a los dioses paganos y o fuesen ejecutados. Esta supresión de la religión judía precipitó lo que fue conocido como la rebelión de los Macabeos.
Judas Macabeo, junto con sus cuatro hermanos, reunió a su alrededor a cierto número de judíos devotos que se rehusaban a honrar y obedecer las demandas de Antioco. Formaron un ejército de guerrillas y desataron una guerra incansable contra las tropas empleadas por Antico para poner en vigencia sus normas religiosas. Finalmente los Macabeos tomaron el control de Jerusalén. Judas entonces procedió a purificar el templo (el cual durante tres años había sido usado para hacer ofrendas a Zeus) y procedió a restaurar la adoración de Jehová. La Fiesta de la Dedicación, a veces llamada La Fiesta de las Luces o Hanukkah,[1] fue inaugurada para celebrar la recuperación y la nueva dedicación del templo judío. La fiesta ocurre en el mes de Chislev, correspondiente a parte de nuestros meses de noviembre y diciembre y dura ocho días. Es notoria por las comidas bien preparadas, por los servicios especiales en la sinagoga y por la iluminación excepcional de todos los hogares. Creo que esta es una de las herencias del judaísmo cuando nosotros por la fechas de navidad y en otras ocasiones más paganas iluminamos todo, calles, hogares.
La Fiesta de la Dedicación, ocurrida unos dos meses después de la Fiesta de los Tabernáculos, dio a Cristo otra oportunidad de proclamar abiertamente su condición de Mesías. Jesús visitó el templo para la fiesta de la dedicación durante el último invierno de su ministerio, en el año 32 E.C. El relato dice: “Por entonces se celebraba la fiesta de la dedicación en Jerusalén. Era invierno, y Jesús estaba andando por el templo, en la columnata de Salomón”. (Juan 10:22) Los judíos, altaneros en sus desafíos, estaban ansiosos de que Él declarase claramente que era el Cristo. Jesucristo respondió a sus instancias: Os lo he dicho y no lo creéis, (Juan 10:25). Él le dijo a los judíos que la razón por la cual ellos no aceptaban sus palabras era que ellos no eran sus ovejas. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27.
Cristo entonces terminó su declaración de su calidad de Mesías refiriéndose a su poder de dar a los hombres la vida eterna y anunciando su relación con su Padre. Yo y el Padre uno somos. Juan 10:30.
Como en una ocasión similar (Juan 8:59) la declaración sencilla de Cristo en cuanto a su identificación con Dios, enojó a los judíos. Y tomaron piedras para arrojárselas, pero El respondió: Muchas obras os he mostrado de mi padre ¿Por cual de ellas me apedreáis? Respondieron que no lo apedreaban por las obras buenas sino porque, como dijeron…tu siendo hombre, te haces Dios. (Juan10:33) Claramente los judíos entendieron quién reclamaba ser Cristo.


[1] Con la celebración de la fiesta de la dedicación (heb. januk·káh), aún se conmemora el recobro de la independencia judía al liberarse de la dominación sirohelénica y la nueva dedicación a Jehová del templo de Jerusalén, que había sido profanado por Antíoco IV Epífanes.
Publicar un comentario

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...