martes, 13 de junio de 2017

Proceso a Cristo. Discípulos!!!



 Resultado de imagen de levadura
Resumiendo o enlazando otros textos que ya he subido en esta página, relacionamos esos conceptos (cortoplacismo, tradición religiosa, hipocresía) y damos forma a otro nuevo. ¿Qué significa ser un verdadero discípulo de Cristo? ¿Qué cosas debe evitar el hombre y qué debe hacer si es que verdaderamente va a seguir al Hijo de Dios? Jesucristo advierte a sus discípulos para que estén alertas ante el pecado de la hipocresía. También notamos que El requiere que los fieles elijan entre dos alternativas: el reino de dios o el mundo. Solamente prestando atención a las amonestaciones del salvador podemos responder verdaderamente al llamamiento que El dio con las palabras de: Ven y sígueme. Los verdaderos discípulos de Jesucristo están comprometidos por convenio con las normas que El ha revelado, pero enfrentan muchos obstáculos de parte del mundo temporal. Al considerar algunas de las barreras que se anteponen a la vida espiritual, tal vez se pueda meditar con mayor profundidad los sentimientos de Jesucristo en cuanto a estos aspectos. Quien se reconoce discípulo de Cristo tiene que asumir una ligadura a su ideología. Hoy comento este breve pero significativo pasaje.
Jesucristo advirtió a sus discípulos claramente que se cuidase de la levadura de los fariseos. ¿Qué quiso decir con eso? Cuando Él usó estas palabras, sus discípulos dedujeron que se trataba de una simple referencia al pan, una posible reprimenda porque habían olvidado traer alimento para el almuerzo. De acuerdo a Lucas, ¿qué tenía Jesús en la mente? La hipocresía –ya hemos dicho- se define como la pretensión de hacer o creer algo mientras que, de hecho, se practica algo diferente. (Se puede comparar con la declaración de Pablo concerniente a la levadura 1 Corintios 5:7) Jesús insistió en que nos librásemos de la vieja levadura. Estos ejemplos sirven para ilustrar el contagio de la maldad. En el ejemplo de la mujer que leuda la masa en la forma acostumbrada para hacer el pan, la levadura simboliza el extenso, penetrante y vital efecto de la verdad. Propiamente se puede usar la misma cosa en diversos aspectos para representar lo bueno en un caso y lo malo en otro.
El verdadero discípulo tiene fe en el Señor y en su vigilante providencia. El sabe que ni  aun un cabello de su cabeza cae al suelo sin ser notado. Los poderes del hombre –es obvio- que son limitados y finitos.
Jesucristo (vrg: la mujer hallada en adulterio) rehusaba intervenir en asuntos que tenían que ver con la administración legal. En cambió sí que advertía de ciertas normas como por ejemplo: “mirad, guardaos de toda avaricia”. Dijo que la vida del hombre (Lucas 12:15) consiste en algo más que la cantidad de bienes que posee. Para ilustrar este punto contó la historia de “cierto hombre rico” cuya tierra producía tan abundantemente que no tenía ya donde almacenar sus bienes. El hombre decidió echar abajo sus viejos graneros para edificar nuevos. Su riqueza creció hasta que al fin él pensó Lucas 12:19: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años, repósate, come, bebe, regocíjate” (cortoplacismo de nuevo) pero el hombre había olvidado algo importante: la naturaleza transitoria de su vida. Esa misma noche murió. ¿Y qué pasó con sus posesiones?
Sus planes para almacenar debidamente sus cosechas y bienes no eran malos en sí, aunque pudo haber considerado mejores maneras de distribuir su hacienda socorriendo a los necesitados. Fueron dos sus pecados: en primer lugar, veía su gran abundancia principalmente como el medio de lograr su comodidad personal y satisfacciones sensorias; en segundo, engreído con su prosperidad material no sólo había hecho caso omiso de reconocer la mano de Dios, sino que aun contaba los años como propios. En el momento de su holganza egoísta fue herido. No se nos informa si la voz de Dios le llegó en forma de un temible presentimiento de su muerte inminente, o si fue por conducto de un mensajero angélico o de alguna otra manera; como quiera que sea, la voz decretó su destino:: necio, esta noche vienen a pedirte tu alma. ¿Es posible compaginar que un hombre llegue a ser rico y pueda a su vez mantener unas normas elevadas de espiritualidad y generosidad? Generalmente dependerá de cómo ese hombre ha adquirido esa riqueza, creo yo. Ser rico, nacer rico o hacerse de repente.

Publicar un comentario

Lee y piensa: samaritano o fariseo ¿qué eres?

samaritanos, fariseos...

Los libros sagrados siempre me han interesado en grado extremo y es por ello que mis reflexiones sobre la vida alcanzan también a una de la...